Skip to main content

¡Finalmente pudimos cerrar, certificar y celebrar el CDP #SABER 2020-2021 en Mas Les Vinyes!

Una formación básica para obtener el Certificado de Diseño en Permacultura (CDP) tiene como mínimo 72 horas. Existen muchos formatos para poder cursar esta formación y ya hemos probado varios en los últimos 15 años, Aline con PermaMed y con varias organizaciones que ofrecen sus cursos en línea, Juan Pedro en el proyecto en La Garrotxa Mas Franch. El formato que a les dos nos gusta es el formato de módulos de fin de semana, para poder a la vez facilitar una formación, una red local, una conexión más factible en el tiempo y quizás a veces más profunda de las conexiones que se puedan llegar a mantener después de un curso residencial de 14 días (el formato quizás más típico de los cursos CDP) y un tejido social resiliente construyendo encima de proyectos reales de participantes de años anteriores.

Así que a finales del verano 2020, ese verano tan curioso, que nos paró los calendarios de cursos, encuentros, voluntariados, teníamos ganas de poder estrenar ese formato como equipo pedagógico nuevo, como pareja, en el Maresme. Observando el terreno físico tanto como social, quisimos colaborar con otro proyecto de permacultura en Catalunya, Mas Les Vinyes, tanto para poder aprender de sus integrantes como para hacer «pinya» entre proyectos relativamente cercanos en el territorio Catalán, buscando ese win-win, para enriquecernos ambos con la experiencia. Aceptaron la propuesta y nació el CDP #SABER 2021-21, que se llenó enseguida.

¡Enriquecides hemos salido, sí! No obstante, lamentamos mucho que no todas las personas que se apuntaron en un principio pudieron certificarse, ni en el momento previsto, dado que después del primer módulo en octubre, se endurecieron de nuevo las restricciones sanitarias y no pudimos seguir con la formación tal como estaba previsto. 

Entonces pudimos flexionar nuestro músculo de diseñadores que somos y aplicamos el principio “Usa y Responde Creativamente al Cambio” e intentamos adaptarnos de la mejor manera posible a la nueva situación. 

Difícil era planificar, viviendo de dos semanas en dos. Estuvimos grabando materiales audiovisuales en nuestros proyectos para poder compartirlos con el grupo, conectamos de manera virtual cada 2 semanas, estuvimos chateando en un grupo de Telegram y ya dimos los trabajos grupales finales para que les participantes pudieran avanzar los diseños necesarios para poder certificarse. 

Después de tener que cancelar otra vez una convivencia planificada para Pascuas, finalmente nos pudimos juntar recién, a principios de julio, y pudimos acabar la formación, con todas las prácticas, las conexiones humanas, los campos energéticos reales y las demostraciones de diseños implementados en situ, elementos esperados y tán extrañados durante ya 9 meses. 

Estuvimos observando los huertos y el suelo tan rico en materia orgánica después de 7 años de trabajo en la finca (hasta un 4% en algunas zonas de la huerta y elevado de 1.25% a 2.6% en la zona del bosque comestible), conocimos de primera mano el funcionamiento de una instalación de aquaponics, bio-construimos, hicimos mantenimiento de las balsas depuradoras, supimos colaborar y ofrecer servicio al lugar en las tareas de primera hora (egg-mobile, tractores de pollos, mover las ovejas y los cerdos, cuidar del huerto y cosechar), supimos convivir, observarnos, cuidarnos, comunicarnos mejor, organizarnos y conectarnos, sobre todo, supimos CELEBRARNOS! 

Sabemos que quizás no hemos podido cubrir todas las expectativas de las personas que se apuntaron a este CDP #SABER, pero esperamos que también se sienten todas enriquecidas, equipadas con nuevas herramientas para poder mejor afrontar el futuro que nos espera, para poder cultivar resiliencia en sus comunidades locales, para poder relacionarse de manera más respetuosa con sí mismes, con sus prójimes, y con el ecosistema del cual formamos parte, porque la Permacultura trata de diseñar Relaciones

Después de haber certificado y celebrado este curso, que nos ha costado mucho, tanto a nosotres como equipo coordinador como a les participantes, sentimos mucha gratitud hacia todas las personas que han hecho de este curso algo que lo tendremos presente durante mucho tiempo, y especialmente queremos dar las gracias al equipo de Mas Les Vinyes, que con su ejemplo nos hace sentir esperanza para el futuro! ¡GRACIAS!